La comida tradicional en España es extensa, variada y muy sabrosa. Consiste principalmente en aportes de diferentes regiones del país y materias primas de excelente calidad que se cultivan localmente. Desde tapas modernas populares hasta deliciosos asados ​​y guisos tradicionales, la cocina española intenta aprovechar los mejores productos locales.

Aunque la gastronomía italiana o francesa ha estado en el centro de atención durante años, la española ha quedado en un segundo plano esperando su momento para ser revelado al público internacional. Las estrellas Michelin que los chefs españoles han ganado en los últimos años están mostrando un cambio de tendencia y cada vez más personas están interesadas en descubrir los secretos de la comida tradicional española. Si eres uno de ellos, te invitamos a unirte a nosotros en este recorrido gastronómico por todos los rincones de este país que está aquí para comer..

Ingredientes de comida tradicional de España

Debido a que España tiene regiones geográficas muy diferentes con diferentes climas, las cocinas regionales y sus ingredientes son diversos. Sin embargo, los siguientes son los más habituales y apreciados por los españoles:

Jamon ibérico: es el producto más reconocido y apreciado dentro y fuera de nuestras fronteras. Se obtiene a partir de la carne seca de cerdo ibérico. Pata negra se refiere únicamente al jamón alimentado con bellota que se considera de la más alta calidad.

Aceite de oliva virgen extra: es un ingrediente clave de la cocina tradicional española. Este oro líquido no puede faltar en ninguna cocina española.

Azafrán: El azafrán combina muy bien con jengibre, limón, ajo, tomillo y tomates.

Pimienta: Esta especia de sabor intenso es uno de los principales ingredientes de la cocina española y es muy utilizada en la preparación de embutidos, sobrasada y choriza. Su uso es clave para disfrutar de un delicioso pulpo a la gallega, unas patatas bravas o para preparar ropas viejas con sobras de cocido. También es muy habitual añadir un poco de guiso para darles un poco más de color, sabor y picante.

Vino: otro elemento imprescindible de nuestra cocina. Los viñedos se cultivan en 17 comunidades autónomas en las que se divide la tierra. Las diferencias climáticas y la diversidad de suelos hacen de España un lugar privilegiado para producir una amplia variedad de vinos. Algunas de las regiones vinícolas más conocidas internacionalmente son Rioja, Ribera del Duero, Marco de Jerez, Rías Baixas, Penedés y Priorat.

Queso: España produce una amplia variedad de quesos de vaca, oveja o cabra, desde frescos hasta secos, protegidos por denominaciones de origen protegidas. Hay un total de 26 quesos, entre los que se encuentran DO, algunos de los quesos más destacados Cabrales, Idiazábal, Mahón-Menorca, Manchego, Murcia, Tetilla o Torta del Casar. otro.

Mariscos: el mejor marisco de Europa se pesca en las costas limítrofes de la Península Ibérica. Camarones, cangrejos, langostas, gambas … ya sean a la plancha, en guisos o incluso crudos en España, se consumen especialmente en celebraciones como Navidad o Nochevieja, pero también durante la mayor parte del año.

Agrios: Nranjas, mandarinas, limones … España es líder mundial en la exportación de cítricos y es un ingrediente fundamental de la cocina tradicional española. Ideales como postre, también se utilizan para hacer zumos, en cócteles y en cocina, tanto en ensaladas como en recetas dulces y saladas.

Carne: La ternera, el cordero y el cerdo son los tres tipos más habituales de la cocina tradicional española y se pueden asar, saltear en salsa o freír a las brasas. El pollo también es muy popular y se prepara frito, guisado y horneado.

Legumbres: Las alubias y los garbanzos son los principales ingredientes de la cocina peninsular durante siglos, y los dos platos más famosos son el gulash madrileño y la fabada asturiana.

Hierbas y especias: Se utilizan ajo, cebolla y hierbas como orégano, romero y tomillo.

Los 10 mejores platos de la cocina tradicional española

Gazpacho

El gazpacho andaluz es el plato más buscado por las personas que visitan nuestro país en verano. Esta sopa fría es un tesoro de nuestra gastronomía, por la calidad de nuestros tomates y pimientos y por el aceite de oliva.

Tortilla española

Es uno de nuestros platos favoritos que se cocina en varias versiones en todo el país: más o menos requesón, con o sin cebolla … Aunque sus orígenes aún hoy son inciertos, la teoría de que la receta nació en Extremadura durante el siglo XVIII se considera válida y ha dado lugar a un plato tan universal y apreciado por todos los que la prueban.

Paella

La paella valenciana es probablemente el plato más representativo de la cocina tradicional española en el mundo. Se cocina en muchos hogares los fines de semana y los días festivos importantes. Es un plato de arroz elaborado principalmente con carne, azafrán, legumbres y verduras que se cuece en la sopa hasta que se seca.

Cocido madrileño

Es un cocido a base de garbanzos y diversas verduras y carnes muy típico de Madrid, que se suele consumir en los meses de invierno. La forma clásica de servir es en tres servicios conocidos como vertederos: el primero es sopa, el segundo son garbanzos con verduras y patatas, y el tercero contiene carne. Es un plato abundante que invita a tomar una siesta después.

Fachada asturiana

Es el plato más universal de la cocina asturiana y uno de los más preciados de la gastronomía española. Los frijoles son el ingrediente principal, seguido del famoso compango (chorizo, morcilla y tocino). Es un plato muy energético y se sirve en platos individuales o en sartenes. Una buena sidra o un buen vino son el complemento perfecto para esta comida tradicional.

Cochinillo asado

Es uno de los assads más tradicionales y famosos de Castilla, especialmente en Segovia y Ávila. Se caracteriza por mezclar la textura crujiente y frita de la piel del lechón con su jugosa pulpa, que es la delicia de cada snack. En España es típico llevarlo en Navidad.

Croquetas

Este plato de la cocina tradicional española se puede disfrutar como aperitivo, como plato principal o como guarnición. Es un trozo de masa frita a base de bechamel y trozos de jamón, pollo o pescado rebozados con huevo y pan rallado. Los cocineros más modernos también los elaboran a partir de queso, camarones, carnicería, espinacas con pasas, etc.

Pulpo a la feria

Es uno de los platos más típicos de la gastronomía gallega. Servir caliente con patatas, sal gruesa, espolvoreado con pimentón dulce o picante y rociado con un poco de aceite en un plato de madera. El mejor acompañamiento es una copa de buen vino.

Cola de toro

Es un cocido de rabo de toro o toro típico de la cocina cordobesa que ya era uno de los platos más populares durante la Antigua Roma. Esta deliciosa carne se acompaña de cebollas, vino tinto, tomates fritos o especias como pimienta negra, pimiento dulce y clavo.

Cod al pil pil

Esta receta es una de las joyas de la gastronomía vasca. Este pescado se acompaña de una emulsión de ajo, aceite y ají que le da un delicioso bacalao al pil pil.

¿Quieres reservar una guía?