Una mujer viajando en avion

Con la llegada del verano, muchos comienzan sus ansiadas vacaciones. Algunos navegan hacia destinos lejanos, debiendo adaptarse a las circunstancias de un largo viaje. Los vuelos de negocios facilitan las cosas, pero para quienes tienen que pasar unas horas sentados en un asiento de clase económica, viajar puede convertirse en una verdadera molestia.

Hay circunstancias que hacen que viajar en avión sea muy incómodo: colas de facturación, medidas de seguridad del aeropuerto (necesarias pero tediosas), turbulencias, dolor de espalda …

Sin embargo, hay formas de mejorar esa experiencia, y en el próximo post intentaremos ofrecerte algunos consejos para facilitar los viajes aéreos largos.

Ante el estrés, respira hondo y sonríe

Para muchas personas, la planificación de viajes puede causar ansiedad, dificultad para conciliar el sueño o dolores musculares, lo que significa que afecta negativamente su estado de ánimo.

Si a eso le sumamos el miedo a volar, el resultado puede ser un pasajero irritable e impaciente que crea ciertos problemas a sus pasajeros oa la tripulación del avión.

Para evitar que el estrés arruine el comienzo de las vacaciones, lo mejor es planifica tu viaje con anticipación, cuida tu alimentación y duerme los días anteriores, y aplica ejercicios de relajación para ayudarnos a encontrar la paz en esos momentos en los que fácilmente podemos perder los nervios.

Leer más:  ¿Dónde están las ruinas antiguas?

Los buenos modales, la amabilidad y una sonrisa son de gran ayuda a la hora de relacionarse con los demás, especialmente en una situación estresante como volar a tiempo o un vuelo largo.


svg%3E

Solicitud

Una de las claves para disfrutar de un viaje agradable es la proactividad y elegir un buen lugar con antelación. Se recomienda llegar temprano al aeropuerto o realizar el check in online unos días antes de la salida del vuelo para que puedas elegirlo.

De esa forma, si buscas más espacio para poder estirar las piernas mientras viajas, es recomendable que elijas asientos que estén ubicados en el pasillo de una puerta de emergencia o al lado del pasillo ya que estos asientos permiten una mayor movilidad. Por otro lado, si prefiere mantenerse alejado de los niños, evite las partes de la pantalla reservadas para ellos. Además, si busca paz, no elija lugares que estén cerca del servicio o de la tripulación de vuelo.

Use ropa de viaje cómoda

Los viajeros más experimentados conocen los beneficios de llevar ropa de viaje holgada y cómoda. Por ejemplo, los chándales siempre serán más cómodos que los jeans ajustados, especialmente si el viaje durará varias horas.

Además, se recomienda llevar varias prendas durante el viaje porque el clima en los aviones puede ser muy alto, y si el viaje va a ser largo, es recomendable llevar ropa abrigada.

En ese sentido, llevar calcetines regordetes es una buena idea si queremos quitarnos los zapatos. Por otro lado, si tienes los pies hinchados es recomendable volver a ponerte los zapatos, por lo que la mejor idea serán unos zapatos cómodos que no encojan.

Detener el aburrimiento

Encerrarse en el interior durante unas horas no tiene por qué ser un problema si está buscando una forma de combatir el aburrimiento. Muchas aerolíneas que vuelan vuelos largos tienen entretenimiento a bordo para ver películas, series o escuchar música.

Curiosamente, sin embargo, en el caso de que la aerolínea no brinde este servicio, el pasajero lleva algo en su equipaje para agilizar las horas, como un libro electrónico o un dispositivo de música.

Busque comodidad durante el viaje

Si quieres disfrutar de un agradable vuelo en avión, no olvides traer una pequeña manta además de una almohada anatómica, para que el cuello del útero descanse mejor y puedas dormir sin provocar una contractura.

Tampoco debe faltar a tu bolso una máscara para los ojos y tapones para los oídos que te aíslen del ruido cuando quieras descansar o un kit de cepillo de dientes porque así te sentirás más fresco cuando pases tanto tiempo en el avión.


svg%3E

Figura Fix Media Uganda

Mantente hidratado mientras viajas

Una de las claves para una transición rápida a un vuelo largo es mantener la hidratación durante el vuelo, ya que las cabinas de los aviones suelen ser lugares secos con una alta probabilidad de provocar deshidratación.

Para combatirlo es necesario beber agua de forma regular y poco a poco, así como evitar el alcohol o las bebidas con cafeína.

Elige que comer

En viajes largos, las aerolíneas suelen ofrecer a los pasajeros un menú de almuerzo, pero si tienes alguna intolerancia o alergia alimentaria, debes informarlo en tu reserva. Recuerde verificar esto un día antes de que el avión despegue para asegurarse de que todo esté en orden.

De cualquier manera, las aerolíneas también ofrecen botanas y refrescos entre las comidas establecidas en el vuelo, pero siempre se recomienda que el propio viajero lleve algunas nueces o galletas para matar el bicho en viajes largos.

siga adelante

Si el vuelo dura más de cuatro horas, es necesario no estar sentado todo el tiempo porque existe el riesgo de desarrollar una trombosis venosa profunda. Para evitarlo, estira las piernas, camina por los pasillos del avión y haz pequeños ejercicios de estiramiento.

¿Quieres reservar una guía?