Viajar con el perro

Somos muchos los que tenemos una mascota y la cuidamos como alguien más en la familia, por eso es normal que queramos llevarla nuestro perro alrededor del mundo cuando viaja. Durante las vacaciones disfrutaremos de la escort ideal si traemos una mascota, pero con este nuevo viajero tendremos que cambiar un poco nuestros planes.

Viajar con un perro Esto puede tener sus ventajas pero también sus inconvenientes, por eso te daremos algunos consejos para viajar con un perro por el mundo. Sin duda pueden ser unas vacaciones diferentes y nuestra mascota las disfrutará tanto como nosotros.

Los beneficios de viajar con un perro


Viajando con tu perro

Viajar con un perro es como viajar con nuestro mejor amigo la empresa siempre estará asegurada. Con ellos podremos disfrutar mucho más de los paseos y no tendremos que separarnos o tendremos que buscar alojamiento o un amigo con quien dejarlo mientras salimos de viaje. Con lo que ahorramos en la perrera ya podemos pagar el coste de llevar al perro, que en realidad no suele ser mucho. Esta es otra ventaja y suele ser un compañero barato. Viajar con un perro también nos permite realizar el viaje de forma segura y sintiéndonos acompañados, sin tener que esperar para conocer a otras personas.

Leer más:  Cómo compartir coche para viajar por menos

Desventajas de viajar con perro

Cuando viajamos con un perro, siempre tendremos que planifica mucho mejor. Primero tenemos que mirar el alojamiento, porque necesitamos uno que permita mascotas. Y el problema también está en la gran mayoría de ciudades que funcionan con transporte público, porque normalmente no permiten animales a menos que estén en su transportador. Por eso tenemos que buscar alternativas como taxis que acepten a nuestra mascota. Siempre nos saldrá caro. También es cierto que con el perro habrá muchos lugares a los que no podremos entrar, desde museos hasta tiendas o playas. Tenemos que tomar todo esto con anticipación para evitar sorpresas a la llegada y perdernos cosas interesantes.

Encuentra alojamiento con un perro


Viajar con un perro

Una de las mayores dudas de todas es la que surge a la hora de esto. buscar alojamiento con un perro. Muchos hoteles dicen que admiten mascotas y que es necesario verlas con anticipación. Sin embargo, estas mascotas suelen tener limitaciones. En muchos casos no permiten perros de más de un cierto peso y tamaño, por lo que muchas razas y perros quedan fuera. Si nuestro perro es grande, las cosas se complican bastante porque pocos hoteles permiten perros de razas grandes. Sin embargo, cada vez hay más alternativas, ya que existen hoteles donde las mascotas son bienvenidas y donde hay espacios exclusivos para ellas y sus cuidadores.

Cuidando la salud del perro en el viaje

Así como llevamos un botiquín para nosotros, eso es importante cuidar la salud del perro durante el viaje también. Debemos llevar siempre agua encima para no deshidratarla y exponerla en las horas más calurosas. Podemos llevar medicinas en el botiquín para que no se enferme en el coche y para que se mantenga más tranquilo mientras viaja en avión. Además, tu dieta debe ser la misma para evitar problemas de estómago durante el viaje. También es una buena idea tener un pequeño botiquín de primeros auxilios para brindar primeros auxilios en caso de que las almohadillas se corten o se dañen y, por supuesto, tome sus medicamentos si los tiene.

Viajar en coche con un perro

Si viajamos en coche con un perro tendremos mucha más libertad a la hora de movernos, por lo que esta suele ser una gran alternativa. Sin embargo, no llegaremos al destino hasta en avión. Es una gran idea ir en coche porque no tendremos problemas con el transporte cuando lleguemos a nuestro destino y podremos ir con el perro a cualquier parte. Cuando viajamos en coche tenemos que tener en cuenta ciertas cosas. Es un perro por ley debe estar atado en la espalda para no molestar al conductor, de lo contrario podemos ser sancionados. Además, tenemos que detenernos cada cierto tiempo para mantener al perro hidratado y dar un pequeño paseo, algo que también es beneficioso para nosotros.

Viajar en avión con un perro


Viajando con tu perro

En lo que respecta a los viajes aéreos, siempre debemos considerar con anticipación las regulaciones sobre mascotas de la aerolínea en cuestión. En muchos de ellos deja que el perro entre en la cabaña, si tiene un peso determinado y se encuentra en un transporte adecuado. Para los perros más grandes, la regla suele ser viajar en un trastero y en una jaula que se ajuste a su peso y tamaño, para que estén cómodos. En general, esta opción solo se utiliza si vamos a realizar un viaje de larga duración a otro país, ya que viajar en avión con perros grandes suele ser complicado.

¿Quieres reservar una guía?