croquetas

La croqueta es uno de los manjares más populares de la gastronomía española. Sus orígenes se remontan a siglos en Francia, cuando la comida escaseaba y había que aprovechar las sobras, especialmente las sobras de carne. Sin embargo, donde el croquet alcanzó su esplendor fue en España.

Los hay para todos los gustos: jamón, bacalao, pollo, setas porcini, queso, calabacín … Por eso hoy en día es una de las tapas más buscadas en las tabernas y restaurantes españoles.Son el snack perfecto con una refrescante cerveza o una deliciosa copa de vino.

¿Qué es el croquet?

Es una deliciosa pasta a base de carne, pescado o verduras mezclada con salsa bechamel que se reboza con migas y se fríe en una sartén. Su invento sirvió para aliviar el hambre, reciclar lo que aún era comestible y dar otra vida. Hoy, sin embargo, las croquetas se han colocado en la categoría de arte para dejar de ser un simple ejemplo de la cocina en la que se utilizan.


croquetas-2

Las mejores croquetas de Madrid

No hay taberna que se resista a las croquetas como aperitivo delicioso. Son muy populares en Madrid, por lo que no es de extrañar que haya muchos lugares que se especialicen en ellos. La lista sería interminable, así que elegimos seis para comer las mejores croquetas de la capital.

Leer más:  Campo de lavanda de Brihuega

Quinto vino

Esta taberna tradicional ubicada en la calle Hernani 48 tiene un bar clásico muy popular y unas croquetas para morirse. Se las conoce como croquetas de Esperanza, no solo porque son un bocado divino, sino porque ese es el nombre de la cocinera que las prepara en casa todos los días.

Su secreto es que, además de riquísimos, recuerdan mucho a los que tu madre o abuela te podrían hacer, tanto por la suave y ligera bechamel, como por la forma.

Viridiana

En este restaurante de la calle Juan de Mena 14 encontraremos unas croquetas únicas de sabor intenso que harán las delicias de la mayoría de las croquetas. Su ingrediente secreto es la utilización de la leche de oveja latxa, raza doméstica de la sierra navarra de la que también se elabora el queso Idiazábal, que aporta mayor cremosidad e intensidad gustativa que las demás. Además, hay varios ingredientes como bacalao, jamón o calamares, por lo que el resultado es una masa ligera, una deliciosa salsa bechamel y un croquet para recordar.

Zalachain

Jesús Oyarbide y el chef Benjamín Urdiain introdujeron las croquetas en la alta cocina hace más de treinta años como aperitivo que se sirve a los clientes que consultan la carta. Y se convirtieron en un clásico.

Todavía se elaboran con bechamel tradicional con jamón ibérico y ternera, por lo que el resultado es muy cremoso y delicioso. Además, como son pequeños comen de un bocado. Ciertamente, no podrás probar solo uno. El restaurante Zalacaín está ubicado en la calle Álvarez de Baena 4 y es un sello de la cocina madrileña.


croquetas-3

Gastrococcus

Es el primer restaurante de España especializado en croquetas, por eso merece figurar en esta lista. El local está muy cerca de Gran Vía, en la calle Barco 7, y en su carta puedes encontrar desde variedades tradicionales de jamón y bacalao hasta las más innovadoras como mosquetones y croquetas de kimchi, pollo sichuan, pistolas de huevo y jamón, etc. La verdad es que todos son realmente buenos y que son muy presentativos. Estas croquetas llevan el sello del chef Cheme Soler.

Dantxari

Con casi veinte años, Dantxari es uno de los referentes de la gastronomía vasco-navarra en Madrid, no solo por la calidad de sus platos sino también por la profesionalidad de su equipo, haciendo que el cliente siempre se sienta como en casa. El bacalao ocupa el lugar principal en la carta, y entre los platos de pescado destacan unas magníficas croquetas, probablemente las mejores que se pueden degustar en Madrid. Encontrarás este restaurante en Calle Ventura Rodríguez 8.

Urkiola Mendi

Con capacidad para algo más de veinte comensales, quienes visitan el restaurante Urkiola Mendi lo hacen en parte por las deliciosas croquetas caseras. El chef vizcaíno Rogelio Barahona pertenece a esa generación de cocineros vascos que respetan las materias primas del país, dándoles un sello contemporáneo y personal.

Lo que nunca falta a Urkioli Mendi son las croquetas de morcilla, jamón y setas, así como la especialidad de cocina, el bacalao. Cada día la variedad es diferente, por eso te recomendamos que vayas varias veces a probarlas todas. Lo encontrarás en Calle Cristóbal Bordíu, 52.

¿Quieres reservar una guía?