svg%3E

Figura Wikipedia

A tan solo dos horas en coche de Madrid y en una colina del Valle de Jalón se encuentra Medinaceli, una de las ciudades castellanas más bellas de España, donde pueblos como los celtíberos, romanos, musulmanes y cristianos han dejado huellas del siglo.

El casco histórico de esta ciudad castellano-leona es sin duda excepcional y merece una visita. Si está planeando una escapada en el futuro, incluya a Medinaceli en su lista. ¡Lo amarás!

Arco de Medinaceli

Este arco, visible desde lejos, fue construido en el siglo I d.C. como parte de la calzada romana que unía las ciudades de Caesaraugusta y Emerita Augusta, o las actuales Zaragoza y Mérida.

pared

El arco y 2.400 metros de muralla fueron cerrados por la antigua Medinaceli y representaron un complejo defensivo invencible para los enemigos de Roma. Posteriormente fue reconstruida por los musulmanes por orden de Abderramán III.

También lo hicieron los ocupantes de los reinos cristianos. En el siglo XII, el complejo defensivo y sus estructuras recuperaron su funcionalidad.

Durante tu visita a Medinacelia te recomendamos que te dirijas a una zona llamada la “Puerta Árabe” y desde allí tomas el camino de ronda que conduce a la antigua fortaleza, otro tesoro de este hermoso municipio. A esta puerta también se le dio el nombre de Mercado, porque era uno de los accesos más frecuentes a la ciudad, y los comerciantes se instalaban en el mercado y exhibían sus mercancías.


svg%3E

Plaza principal

La Plaza Mayor de Medinaceli es una típica plaza castellana amplia, cerrada y porticada rodeada de importantes edificios. Un ejemplo es el Palacio Ducal, de estilo herreriano. Un edificio que invoca el reinado de los poderosos duques de Medinacelia durante la primera mitad del siglo XVII, cuando construyeron su palacio. Ahora en este edificio hay un interesante centro de arte contemporáneo.

Otro lugar destacado de la Plaza Mayor de Medinaceli es la antigua alhóndiga, edificio que en su día albergó cereales y otros productos comestibles.

Colegiata de la Asunción

Otro gran monumento de estilo gótico tardío de Medinacelia es la Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción. Un templo cuya construcción se remonta a la época del dominio ducal.

Su arquitectura es interesante, pero el verdadero valor está detrás de los muros, ya que en el altar mayor hay una réplica del glorioso Cristo de Medinaceli, cuyo original está en Madrid y es muy venerado.

Monasterio de Santa Isabel

Su fundación tiene lugar bajo los auspicios de la Casa Ducal de Medinaceli. La duquesa se dedicó a San Francisco y ofreció algunos edificios para establecer un monasterio. A nivel arquitectónico, el edificio aparece aireado en la fachada, presidida en el eje central por la puerta principal del convento, y sobre ella una ventana perfilada de estilo isabelino.

¿Quieres reservar una guía?